Principales ventajas

1.- Es una solución rápida
2.- Permite encontrar una solución consesuada por ambas partes
3.- El/la mediador/a no da una decisión, ayuda a pensar en una solución constructiva
4.- Absoluta confidencialidad
5.- El proceso termina cuando las partes así lo desean
6.- Permite a los negociadores preservar o consolidar relaciones en el futuro
7.- No crea un ganador y un perdedor, ambas partes ganan y quedan satisfechas
8.- Previene conflictos más profundos
9.- Los gastos son menores que las disputas judiciales, litigios o arbitrajes
10.- En caso de no llegar a acuerdo, no se cierra otra vía de resolución de conflictos.